Ante la situación creada, son muchas las empresas que han iniciado un ERTE, una herramienta que está previsto que el Gobierno flexibilice para hacer frente a la situación actual. Mientras tanto, en Luvic queremos ponerte las cosas claras y ayudarte con este término:

  • Un ERTE es temporal, mientras que un ERE el despido es definitivo.
  • No tiene en cuenta el número de trabajadores de la empresa.
  • Los empleados no cobran ninguna indemnización.
  • Las empresas pueden solicitarlo a la Consejería en un plazo máximo de 5 días.
  • Su duración no está establecida en ninguna norma, sino que se determina entre la empresa y los representantes de los trabajadores.
  • Durante este periodo, la empresa sigue pagando los seguros sociales pero no los salarios.
  • No existe un solo tipo de ERTE, sino que cada empresa elige el que mejor se adapta a la situación.

Si tienes una empresa o si eres un trabajador por cuenta ajena, en Luvic te ayudamos a gestionar cualquier situación. Llámanos al 958 37 27 29 y resuelve todas tus dudas.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *